Áreas Protegidas

Las Áreas Protegidas son espacios – o especies – con relevantes características y /o componentes biofísicos y culturales (fauna, flora, paisajes, ecosistemas, cuencas hidrográficas, bienes naturales y culturales), sujetas a un marco legal e institucional definido, con el fin de garantizar su conservación en beneficio del patrimonio de la nación y de la humanidad.

La concepción de las Áreas Naturales Protegidas (ANPs) ha evolucionado en forma paralela a la aparición de nuevas ciencias, como la biología de la conservación, y la apropiación y preocupación ambiental por parte de la sociedad, en ciertos casos generando debates sobre su origen, presente y futuro.

Un par de definiciones:

“Un área de tierra y/o mar dedicada especialmente a la protección y mantenimiento de la diversidad biológica, y de los valores naturales y culturales asociados, y manejadas bajo medidas legales u otras que sean efectivas” (IUCN, 1994).

 

“Un área geográfica definida, que es designada o regulada y manejada para alcanzar objetivos específicos de conservación”. (Convención sobre Diversidad Biológica)

Por otra parte, a nivel internacional se promueven seis Categorías de Manejo, que involucran diferentes grados de protección y de uso de los recursos; también se suman diversas designaciones internacionales, tales como Sitios de Patrimonio, Reservas de Biosfera ó Sitos Ramsar (Humedales).

La dependencia de las ANPs – Gobernanza – , es cada vez más diversa, y a las áreas estatales (nacionales, provinciales y municipales), se suman las comunitarias, indígenas, privadas, etc. En todas ellas encontramos, o deberíamos encontrar Agentes de Conservación desempeñándose en alguno de los roles que tienen los Guardaparques, cuyas funciones específicas se relacionan directamente a la administración y el manejo de los recursos naturales y culturales de un territorio y su gente.

www.parquesnacionales.gov.ar