Política Institucional

“La Administración de Parques Nacionales es el organismo al cual el Estado Nacional le ha encomendado y confiado custodiar, difundir y abrir al mundo, muestras emblemáticas del patrimonio natural y cultural de los argentinos. Las áreas que hoy administra se encuentran comprendidas en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, el que fue creado en 1934 mediante la Ley 12.103, y hoy el sistema se halla regulado por la Ley Nacional 22.351.”

En líneas generales, la política inicial del organismo se orienta a la afirmación de la soberanía territorial y al desarrollo regional de áreas de frontera y periféricas, ante todo, de la Patagonia, por medio del impulso a la actividad turística, como principal motor de desarrollo y poblamiento en armonía con la conservación de las áreas naturales (Bustillo, 1968).

En la década de 1940 y 1950, se desarrolló la preocupación por las investigaciones naturalistas y comienza a apreciarse el valor científico de la conservación de la flora y la fauna, acompañando al desarrollo de las ciencias naturales en el país, en particular, los estudios de la flora y la fauna argentina. Estos avances en el conocimiento de la rica biogeografía argentina dieron aparentemente impulso a la conciencia conservacionista por mantener ciertos espacios naturales protegidos como muestra prístina de cada región determinada. Se gesta así el criterio de que los parques nacionales debían representar porciones de todas las regiones naturales del país.

En 1967 se crea la Escuela de Guardaparques, en la Isla Victoria en el lago Nahuel Huapi, que desde entonces formó los primeros profesionales en la materia, en todo el continente latinoamericano.

En 1980 se sanciona la ley 22.351, de Parques Nacionales, Monumentos Naturales y Reservas Nacionales, vigente hasta hoy. Esta ley, además de ordenar a la Administración de Parques Nacionales, establece cuáles serán las “categorías de manejo” que tendrán las áreas protegidas (Parque Nacional, Reserva Nacional y Monumento Natural).

El organismo nacional inicia alrededor de 1985 una estrategia que impulsa una mayor participación de las comunidades locales y los gobiernos provinciales en la gestión de los parques, y en la planificación de su manejo; se inician planes de ordenamiento y apoyo a las actividades de los pobladores. Por último, se impulsa la formación en 1986, de la Red Nacional de Cooperación Técnica en Áreas Protegidas, como instancia federal de coordinación, apoyo técnico y planificación para un Sistema Nacional de Áreas Protegidas, cuya conformación legal está aún en discusión.

“La existencia de las Áreas Protegidas habla de la riqueza de un país que planifica su futuro y desarrolla su presente. Por ello, los Parques Nacionales deben transformarse en instrumentos del desarrollo sustentable y como tales representar verdaderas oportunidades de crecimiento, trabajo y equidad social, dinamizadores de las economías regionales”.

Plan de Gestión Institucional